22
The great classic of uruguayan cuisine: chivito - El gran clásico de la comida uruguaya: el chivito

This dish is the pride of the Uruguayan people, not only in the country but all round the world.


Mate, tango, candombe, murga, the Old Port of Montevideo, Benedetti and his coffee dregs undoubtedly are Uruguayan symbols that have been spread all round the world and can be enjoyed today at each street in the country.

But as far as cuisine is concerned, the Uruguayan pride, not only in the country but also abroad, is the Uruguayan chivito, beyond any doubt.

The recipe is quite simple: veal tenderloin, lettuce, tomato, ham, cheese, bacon and egg, everything together either in a sandwich or on a plate, according to the customer’s preference.

For decades, whether in the most prestigious restaurants in the City of Montevideo or in the street market stalls, or else at any coffee-shop or pub in a small town, all throughout the country, it is possible to taste this traditional dish that awakens unconditional fanaticism.

Many claim to have invented this dish. There have even been local and regional contests to see “who could prepare the most Uruguayan chivito” in which hundreds of people have taken part.

An icon in the typical postcards of Uruguay, along with other delicacies, the chivito hides an entire lifestyle. 

There are small metallic carts of various sizes that function as street restaurants and let workers or anyone who needs to have a break from routine enjoy this dish as they chat about the lottery, soccer or everyday life.

 

Es la comida orgullo del uruguayo, no solo en todo el país sino también en todo el mundo.

El mate, el tango, el candombe, la murga, el viejo mercado de Montevideo, Benedetti y su borra de café, sin dudas más e interminables símbolos uruguayos que se han propagado por todo el mundo y que hoy se disfrutan en cada calle del país.

Pero en la gastronomía, la comida orgullo del uruguayo, no solo en todo el país sino también en todo el mundo, es sin lugar a dudas el chivito uruguayo.
El mate, el tango, el candombe, la murga, el viejo mercado de Montevideo, Benedetti y su borra de café, sin dudas más e interminables símbolos uruguayos que se han propagado por todo el mundo y que hoy se disfrutan en cada calle del país.

Pero en la gastronomía, la comida orgullo del uruguayo, no solo en todo el país sino también en todo el mundo, es sin lugar a dudas el chivito uruguayo.

La receta es simple. Muy simple. Un filete de carne de lomo vacuno. Lechuga, tomate, jamón, queso, panceta y huevo. Todo en sándwich o al plato, como más le guste al comensal.

Desde hace décadas, en los restaurantes más prestigiosos de la ciudad de Montevideo o en la vía publica, en cualquier café o bar de pueblo a lo largo de todo el país es posible deleitarse con este plato tradicional que despierta fanatismos incondicionales.

Muchos se atribuyen el invento y hasta hubo concursos locales y regionales para ver “quién preparaba el chivito más uruguayo de todos”, en los que participaron cientos de personas.

Ícono protagonista de las postales del país, el chivito encierra, junto a otros manjares de la cocina uruguaya, una filosofía de vida. 

Existen pequeños carros metalizados, de mayor o menor tamaño, que funcionan como restaurantes al paso y que permiten hacer un alto al oficinista o un impasse a cualquiera que tenga ganas de saber qué número salió, a cuánto va el partido o bien charlar un rato con algún colega.

Bookmark and Share
Actions: E-mail | Permalink |